miércoles, 16 de diciembre de 2009

Minisubmarino con alma canaria



Los investigadores de la ULPGC, Antonio González Ramos y Jorge Cabrera Sánchez, acompañados por el Rector de la ULPGC, José Regidor García, presentaron públicamente los resultados del proyecto de la Universidad de Rutgers (Nueva Jersey, EE.UU.), en colaboración con la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, que ha consistido en el primer viaje transoceánico en la historia de la oceanografía de un pequeño submarino de navegación automática no tripulada, bautizado como ‘Slocum Glider’ o ‘RU-27’.

Este proyecto también ha contado con la participación de la NASA, la NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration), el Laboratorio de Investigación Naval, el Laboratorio de Puertos del Estado del Ministerio de Fomento y la empresa española Qualita Instruments. El segmento español ha sido coordinado por el profesor del Departamento de Biología de la ULPGC, Antonio González Ramos, y ha contado con la participación de alumnos de la Facultad de Ciencias del Mar de la ULPGC, que bautizaron al submarino con el nombre de ‘Piolín’ por ser amarillo y volar por el océano, y de investigadores del Instituto Universitario de Sistemas Inteligentes y Aplicaciones Numéricas en Ingeniería (SIANI), quienes se encargaron de recoger los datos facilitados por el sumergible vía satélite y en tiempo real y su transmisión al centro de mando ubicado en Nueva Jersey (EE.UU.), así como de la elaboración de los gráficos e imágenes en 3D que permiten conocer las características del océano Atlántico, como sus corrientes marinas y las predicciones meteoceánicas.

El ‘Slocum Glider’ ha marcado un hito histórico ya que se trata del primer sumergible que viaja de forma automática y no tripulada desde la costa occidental norteamericana hasta Baiona (Galicia), batiendo el récord de la distancia más larga recorrida (más de 7.000 kilómetros). Según el investigador Antonio González Ramos, el éxito de este proyecto radica en que supone un gran avance en las investigaciones oceanográficas porque es una alternativa al uso de los costosos barcos oceanográficos; los datos aportados por el submarino han permitido trazar un mapa de referencia para futuras rutas oceanográficas; y todo ello, con un bajo coste energético y un alto valor ecológico, ya que el submarino aprovecha las corrientes marinas para desplazarse, consumiendo únicamente durante todo el trayecto el equivalente a medio litro de gasolina, “demostrando que es posible cruzar el Atlántico sin consumir apenas energía”.

Este viaje transoceánico comenzó el pasado 27 de abril en Nueva Jersey, concluyendo en aguas españolas el pasado 4 de diciembre. Tras su recogida en un barco oceanográfico por los investigadores españoles y norteamericanos, el submarino fue conducido hasta el Puerto de Baiona (Galicia) donde fue recibido por una delegación del Gobierno central, la Xunta de Galicia y de la Secretaría de Estado para la Ciencia y la Tecnología de EE.UU.

Una réplica de batiscafo será expuesta en el Museo de Baiona, mientras el original ya está de camino a EE.UU. donde comenzará una gira por los diferentes centros académicos norteamericanos para concluir en Washington, donde será recibido con honores por el Presidente Barak Obama, y será expuesto en el Museo del Capitolio, junto a la cápsula aeroespacial Apolo 11.

El Rector de la ULPGC, José Regidor, recalcó durante la presentación oficial que este proyecto es un claro ejemplo del trabajo de los investigadores en un eje fundamental para esta Universidad, el eje marino, y prueba de ello es que “una universidad extranjera contacte con la ULPGC por la potencialidad de nuestros investigadores, trabajando de manera multidisciplinar”

No hay comentarios:

Publicar un comentario